fbpx

Claridad en la crisis

En este artículo quiero darte mi opinión acerca de la claridad mental que las personas debemos tener en este momento en el que la pandemia generada por el virus COVID-19 ha llegado al mundo y ha cambiado nuestra manera de vivir.

Antes de empezar quiero contarte que hace 11 años tuve que vivir un "confinamiento" y un cambio en la manera de vivir, por lo que saqué conclusiones que te ayuden a tener más claridad en este momento.

En el año 2009 me mudé de una ciudad con 8 millones de habitantes en mi país natal Colombia a un pueblo "fantasma" en Alemania (lo digo porque no veía a nadie en la calle), con no más de 900 personas la mayoría de ellas adultas mayores, dejando atrás lo que me había acompañado y definido durante 25 años.

En ese momento:

  • no sabía ni una palabra de alemán
  • no tenía licencia de conducción para por lo menos ir a hacer mercado o al médico a la ciudad más cercana
  • no entendía la frialdad y distanciamiento social de las personas y porqué ni siquiera se daban la mano cuando se saludaban
  • no me atrevía a ventilar el apartamento en invierno, porque sentía que era como entrar en un congelador
  • no tenía mi empleo de contadora que me generara ingresos laborales
  • no tenía experiencia de vida en pareja
  • estaba teniendo cambios hormonales por mi embarazo
  • no quería contarle a nadie lo que estaba viviendo y sintiendo

...En fin era una lista interminable que en resumidas cuentas me hacía sentir como si fuera el fin del mundo, a pesar de sentirme bien con otro montón de cosas, le daba mucha más importancia a los pensamientos que me confrontaban y me ponían a dudar si había tomado la decisión correcta.

Ahora, ¿Que tiene que ver todo eso contigo?: Que en estos momentos de confinamiento ves en peligro todo lo que has construido durante años, puedes sentir que no tienes el control de nada y te sientes impotente de resolver la cantidad de retos que se te presentan.

Y es probable que sea así, no es que nos estemos inventando una situación difícil es que la estamos viviendo y no va a pasar tan sólo repitiéndonos que todo va a mejorar, tenemos que pasar a la acción y decir NO a la distracción que nos aleja de nuestras metas.

Aunque te puede sonar a cliché tengo que decirte, que en cada crisis está la oportunidad de renovarse, de dejar el nido de confort y utilizar la mente para crear e innovar y no como una piedra en el zapato que no nos deja avanzar.

No es fácil hacerle frente al miedo que nos invade, esa emoción que en principio está en nosotras para ayudarnos en situaciones críticas, ahora se convierte en el cohibidor número uno, que nos paraliza y no nos permite tener claridad en nuestras mentes.

Mi sugerencia es que hagas frente a tus miedos, tomes una hoja de papel y bolígrafo y empieces a poner en orden tus pensamientos, inicia con los que te causan más preocupación, ansiedad o angustia.

Si tu inseguridad más grande en estos momentos está en el tema financiero, puedes hacerte por ejemplo las siguientes preguntas y responder con la mano en el corazón (con toda honestidad):

  1. ¿Disfruto el empleo, oficio o carrera con el que gano mis ingresos?
  2. ¿Mi oficio me permite dedicar tiempo a mi familia, amigos y una actividad que me guste?
  3. ¿Gano lo suficiente para suplir mis gastos básicos de alimentación, vivienda, vestido, transporte y salud? ¿A cuánto ascienden estos gastos básicos (ojo no gastos innecesarios)?
  4. ¿Con qué me gustaría ganar dinero si mis gastos básicos estuvieran cubiertos como por arte de magia? ¿Tiene que ver con algún talento innato, capacidad adquirida o habilidad desarrollada?
  5. ¿Cuáles son exactamente en cifras mis ingresos, gastos y deudas?
  6. ¿Qué hago con el dinero que me sobra: Lo invierto, lo gasto?
  7. ¿Crees que mejorar tu calidad de vida depende del nivel de ingresos que tengas?
  8. Si decidieras olvidarte del "que dirán" ¿En cuánto y cómo disminuirían tus gastos?
  9. ¿Has aprendido algo nuevo en los últimos tres meses que te ayude a generar ingresos pasivos? ¿Sabes que es un ingreso pasivo?
  10. ¿Te rodeas de personas que te enseñen e inspiren a mejorar tus finanzas?
  11. ¿Cómo piensas y hablas respecto del dinero?

Ya tienes una parte del diagnóstico de tu situación actual, puedes completar aún más tu lista. El hecho de escribir en papel ya estará liberando tu mente de una carga que antes sólo te ocupaba saltando de un pensamiento al otro.

Ahora puedes utilizar colores si eres de esas creativas para subrayar las respuestas en las que "te rajaste", y no porque alguien te lo diga sino porque tu conciencia e intuición así te lo indican.

El objetivo no es que te sientas mal, te eches a llorar, te culpes o te frustres. Lo que quieres es buscar soluciones y es precisamente aquí cuando necesitas más que nunca valentía, creatividad, ganas de aprender, dialogo con tu pareja y dedicación para llevar a cabo paso a paso tu plan de acción.

Bueno querida amiga, espero que estos pocos tips te hayan servido para traer un poco de tranquilidad a tu vida en estos momentos, "siempre se puede" te lo digo yo que aún vivo en el pueblito alemán jejeje y todos los cambios que tuve que hacer aunque a veces incómodos han sido para bien, para mejorar y hasta para empoderarte el día de hoy.

Mantente saludable y toma acción ya mismo para lograr claridad mental en todas las áreas de tu vida.

Tu amiga digital Diana-Santana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

4 comentarios en “Claridad en la crisis”

  1. Mi querida Diana

    Me encanto tu articulo, me parece que usas una muy buena estructura. Lograste tener mi interes todo el tiempo.

    Te felicito, lo disfrute mucho. Ademas del reencuentro con tigo. Sigue adelante !!!

    Tu prima, Ximena

    1. Ximenita, me encanta tenerte en mi Blog, gracias por tus palabras me alegra que te guste, seguimos unidas por nuestros intereses. Un abrazo fuerte tu prima y amiga digital Diana-Santana

  2. Maria del Socorro Jaramillo Gomez

    Excelente artículo querida Diana. Me uno a tu recomendación de escribir, no solo lo financiero, también tus emociones y si es posible convierte tus palabras en poemas, prosas, crónicas y guárdalas y ya verás…

    1. Hola Maria del Socorro, muchas gracias por tu mensaje y recomendación, me encanta la idea de convertir nuestras palabras en poemas y prosas, todas tenemos una vena creativa en nosotras y podemos explotarla ahora que tenemos un poco más de tiempo para lo esencial. Bendiciones te desea tu amiga digital Diana-Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi lista de correo y recibe mi guía gratuita:

Puedes desuscribirte en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de mis correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visita mi sitio web.