fbpx

www.diana-santana.com

cambios en la maternidad

¿Porqué hay tristeza posparto?

El cambio hormonal después del parto puede traerte subidas y bajadas a nivel emocional, es probable que en las primeras semanas después del nacimiento de tu bebé rompas en llanto sin ninguna causa aparente.

Tener un bebé no implica únicamente tu agotamiento físico, sino también mental, en vez de tener un merecido descanso y de recuperar el sueño de los últimos meses cuando por el dolor de espalda o por no poder respirar bien no lograbas dormir; lo que llegan son días y noches de disponibilidad las 24 horas del día para tu bebé.

Cuando te conviertes en mamá y te confronta la gran responsabilidad de suplir las necesidades de tu bebé, puedes tener sentimientos intensos y problemáticos, que debes canalizar.

Si es tu primer bebé es más probable que estés sensible y llorona, estos sentimientos y reacciones son completamente normales y pasan con el tiempo, estos disminuyen cuando tu nivel hormonal se estabiliza y te acostumbras a los desafíos de ser mamá y a manejar mejor las situaciones que se presentan en tu vida cotidiana.

Lo importante es tomarte el tiempo necesario para conocer a tu bebé, acomodarte y acostumbrarte a tu nueva responsabilidad.

Crear la relación con tu bebé puede suceder de diferentes maneras, depronto te enamoraste incondicionalmente de él tan pronto lo viste o lo tuviste en tus brazos y vives tu gestación como un «periodo feliz».

O también puede pasar que estés tan exhausta por el parto que necesites de un tiempo para acostumbrarte a tu nueva realidad de ser mamá.

Esto no quiere decir que seas una mala madre ni mucho menos o que a tu  bebé le haga falta algo.

No debes caer en la trampa de tener sentimientos de culpa o de fracaso, cuando lo que realmente necesitas es un poco de tiempo, comprensión y ayuda.

Tienes el derecho a tener tu propio tiempo y ritmo para crear ese vínculo afectivo con tu bebé y es clave ahorrarte miedos y preocupaciones innecesarias.

Otro problema recurrente en esta fase posnatal es que quieras volver a ser productiva inmediatamente o a tener tu hogar en perfectas condiciones de aseo y orden, lo que te estresa y frustra pues te das cuenta de que no es tan sencillo sin ayuda externa.

La nueva vida que está en tu hogar no es tan predecible como quisieras, tu bebé no puede cumplir tus expectativas o la de tu pareja, necesitas de tiempo y mucha paciencia para que ambas partes se conozcan y surja una conexión profunda.

La tristeza postparto afecta casi a 8 de 10 mujeres, puede darse por motivos muy variados como trauma de tu infancia, pobreza, violencia intrafamiliar,  o sencillamente porque la exigencia de los bebés es alta.

Sin embargo, con el tiempo estas exigencias van a ser atendidas en tu rutina diaria de modo intuitivo, y las tareas que al principio te costaban mucho hacer luego pueden parecerte aburridas.

Si es tu caso, puede que esto te haga sentir como si estuvieras totalmente sola con tu bebé y más aún si antes eras una mujer activa laboralmente y hoy te encuentras solitaria con pocas amistades y siendo responsable no sólo por tí, sino también por tu bebé.

Esta tristeza posnatal aunque no es regla general, puede empezar al cuarto o quinto día cuando la leche sale del pezón y te sientes muy incómoda por dolores, cansancio y muchas veces la falta de ayuda de tu pareja.

Aunque te hayas preparado muy bien y te hayan prevenido al respecto esa tristeza posnatal puede llegar sin estarla esperando.

Si eres de las que crees que lo «normal» es que te sientas feliz por haber traído un bebé, pero de repente llegan las lágrimas “sin una razón aparente”, y te sientes impotente ante esa gran carga emocional que las personas a tu alrededor no parecen entender.

Es momento de afrontar el problema en vez de ocultarlo.

Normalmente esta fase de tristeza posnatal pasa en el lapso de unas dos semanas que te hayas recuperado un poco físicamente, que tu nivel hormonal se estabilice y desarrolles una rutina en el cuidado del bebé; además puedes empezar los primeros contactos y ya no te sentirás tan sola.

Si te encuentras en esta fase, o conoces mujeres que están embarazadas o en la fase posnatal, comparte este artículo para que comprendan por lo que están pasando y revisa el video de abajo.

En mi canal de Youtube te traigo algunas recomendaciones para superar esta difícil etapa en la vida de la mujer. Da clic en el siguiente enlace: http://y2u.be/Z-e3s8NGFao

No olvides suscribirte a mi canal y compartir con quien lo necesite.

Tu amiga digital Diana-Santana

Abrir chat
1
Hola
Me alegra que pases por aquí, cuéntame ¿cómo puedo ayudarte?
Diana-Santana